¿QUÉ ES EL OZONO?
El ozono es una molécula formada por tres átomos de oxígeno. Se trata de un gas con una alta tendencia a transformarse en oxígeno.


OZONO: EL DESINFECTANTE MÁS PODEROSO
Según la OMS “el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos” [1]. Es más potente que otros desinfectantes como el cloro o el hipoclorito [2] (lejía). De hecho, diferentes estudios demuestran la capacidad virucida [3]  y bactericida [4]  del ozono. 

OZONO: DESINFECTA CON FACILIDAD EN LOS RINCONES MENOS ACCESIBLES
La efectividad de los desinfectantes líquidos depende de que el usuario lo aplique correctamente. El resultado de la desinfección sobre superficies de difícil acceso (debajo de las mesas, techos, rejillas de ventilación, rincones,…) dependerá no sólo del desinfectante, sino del método de aplicación, la pericia o el esfuerzo del usuario. 
Otra desventaja de los desinfectantes líquidos es que en muchos casos no pueden aplicarse sobre ciertas superficies (tejidos, papeles, elementos eléctricos y electrónicos,….) y además, dejan residuos tras su utilización.
El ozono supera estas limitaciones: su aplicación en forma de gas permite acceder a los lugares más recónditos. Puede penetrar en todos los rincones, y así desinfectar toda la habitación de manera efectiva [5]. En este sentido, multiplica su capacidad para acceder a todos los elementos de la zona a tratar frente a los desinfectantes líquidos, y además, no deja residuos ni manchas. Además, el ozono no sólo incide sobre las superficies: su forma de gas desinfecta el aire y elimina los patógenos del ambiente.
​​​​​​​

EL OZONO CONTRA EL SARS Y EL CORONAVIRUS
“Debido a su capacidad, a la buena penetración y la ausencia de residuos dañinos […] se recomienda el uso de ozono en la desinfección de ambientes contaminados con SARS” [6]. 
En una publicación reciente [7], Zhou Muzhi profesor de la Universidad Keizai (Tokyo), recomienda el uso del ozono para el control de la epidemia de coronavirus. Usado en condiciones de seguridad, y en sus propias palabras, “Si el ozono se puede usar en un entorno humano para matar el nuevo coronavirus y limpiar el aire, será una bendición usarlo en hospitales, fábricas, espacios públicos, transporte público y hogares cerrados”.
​​​​​​​
​​​​​​​
​​​​​​​PELIGROS DEL OZONO APLICADO POR PERSONAL SIN FORMACIÓN
El ozono es un gas tóxico, por este motivo, siempre debe ser aplicado por profesionales. Si bien su capacidad de desinfección es enorme, su tratamiento ha de realizarse con la precaución y conocimiento necesarios. 
Bien aplicado el ozono se transforma en oxígeno y desinfecta eficazmente, pero si utiliza sin la formación necesaria, el ozono es venenoso 
Es importante señalar que, además de los peligros para los seres vivos, el ozono no es compatible con todos los materiales. Las empresas que oferten ozono, deben conocer las incompatibilidades del ozono para no causar daños a los inmuebles y sus enseres, así como evitar riesgos de incendio.


​​​​​​​

NUESTRO SERVICIO DE LIMPIEZA CON OZONO

Servicios Marsol cuenta con un protocolo muy detallado para efectuar la ozonificación de una manera totalmente profesional y responsable.

Disponemos de personal altamente formado y de maquinarias homologadas al efecto. Adicionalmente, contamos con aparatos precisos de medición de ozono de última generación.

Gracias a dichos medidores, podemos garantizar que, una vez terminado el servicio, las estancias tratadas son seguras para la ocupación humana.





EN RESUMEN:


1. Es el mejor desinfectante.
2. Llega a todos los rincones donde los químicos líquidos no llegan.
3Limpia todo tipo de superficies y el aire.
4. No deja residuos, no mancha.
5. Puede ser utilizado en cualquier lugar cerrado: comunidades de propietarios, oficinas, locales comerciales, colegios, guarderías, gimnasios, supermercados, bancos, hoteles, fábricas, cocinas, vestuarios, centros comerciales, viviendas particulares, bares, restaurantes…
6. No deja residuos peligrosos siempre que sea  manipulado por personal profesional.

​​​​​​​

REFERENCIAS

 [1] https://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/S04.pdf
 [2] Kenneth K. K. LAM. Ozone Disinfection of SARS-Contaiminated Areas
 [3] Según Hudson et al. (2009) estos son: Carpendale and Freeberg (1991), Wells et al. (1991), Khadre y Yousef (2002) 
 [4] Shin y Sobsey (2003), Cataldo (2006), Lin y Wu, (2006) y Tseng y Li (2008).
 [5] Kowalski, W. J., W. P. Bahnfleth, and T. S. Whittam. 1998. Bactericidal effects of high airborne ozone concentrations on       Escherichia coli and Staphylococcus aureus. Ozone Sci. Eng. 20:205-221.
 [6] Kenneth K. K. LAM. Ozone Disinfection of SARS-Contaiminated Areas
 [7]  Febrero de 2020. http://www.china.org.cn/opinion/2020-02/26/content_75747237_4.htm